ACERCA DE CRONIKA

Hola Verónica, gracias por escribir. Tengo una pregunta, cómo diste con mi pagina?.

Bueno, déjame explicarte que es CRONIKA.COM. El nombre de cronika nace por un sueño que tuve hace como 9 años. No recuerdo de que se trataba pero un día me desperté diciendo “cronika, cronika” y ese mismo día saqué mi primer cuenta de correo electrónico. cronika@hotmail.com. Que aún conservo. Pero a partir de ahí, cronika se volvió mi nick para todo, mi identidad electrónica, cronika se volvió lo que es Carmen García Núñez frente a la computadora. Cronika es una identidad electrónica. Luego se me ocurrió comprar el dominio, hace años, pero nunca lo usé para nada. Cronika era el nick de muchos chats en donde se desarrollaban relaciones cibernéticas en diferentes niveles. Mucho de mi trabajo inicial como artista empezó con esos temas, lo cibernético y su relación con el sexo.

Pertenecí luego a exótico noreste, un colectivo de la ciudad de Monterrey, el noreste de México. Pero luego de un tiempo, volví a comprar el dominio, hace un año para ser exactos, cronika.com empezó con mi portafolio como artista plástica y con el de algunos de mis amigos que ahora ya no están en él y otros que aún continúan. Cronika como sitio tiene un año, pero mi idea tiene ya muchos. Se ha ido definiendo con el tiempo. Cronika es amor. Cronika es la matriz de muchos proyectos independientes. Cronika es cybersexo. Cronika soy yo frente a la computadora. En fin. Ahora cronika es como un motel, donde se hospedan varios artistas, el método de selección es simple, si veo el trabajo y considero que es bueno, o muy bueno les digo a los artistas que me manden un CD con su trabajo, textos, curriculums y me tomo el tiempo de hacerles su mini sitio. Creo que les sirve mucho, es de mucha ayuda estar hoy en día en Internet. No se cobra por estar en cronika. De vez en cuando me regalan alguna pieza pero no es obligatorio. Básicamente esto lo hago por amor al arte.

Y bueno, han surgido buenas cosas de ahí. En mi experiencia personal, me ha traído muchas cosas buenas. Mas buenas que malas, me han invitado a muchas partes a exponer y he conocido muchísima gente, la prueba esta que tú desde quien sabe donde me escribes porque el sitio te generó curiosidad, pero hay gente de todo el mundo y confío plenamente en que cronika.com va a ser grande algún día. Grande y trascendente. Cabe mencionar que cronika no es un colectivo. Como te explico, es un motel donde se hospedan distintas personas pero cada quien tiene su cuarto y puede hacer lo que quiera. Cronika no tiene una idea específica o un parámetro específico. Esta abierta a propuestas interesantes. Maneja desde artistas que hacen performance hasta gente que hace fotografía, pintura, diseño, en fin, alberga talento. Punto. En cronika no existen protagonismos realmente, o sea todos tienen el mismo formato ahí, algunos sí tienen sus propias páginas, pero realmente sirve de conecte entre artistas. Así es como se hacen las conexiones. De una página llegas a otra y otra, así fluye la información.

Ahora, sobre mí. Bueno yo nací en 1977, en Monterrey Nuevo León, una ciudad industrial, al noreste de México. Estudié artes plásticas en la universidad de Monterrey y mi especialidad más bien estaba inclinada hacia la administración, promoción del arte, galerías, a una cosa más teórica pero al terminar la carrera estuvo difícil la chamba y como estaba becada empecé a hacer diseño gráfico. Saliendo de la carrera busqué trabajo como diseñadora y así lo conseguí, el arte me interesaba pero de una forma paralela. No era lo más importante ahora. Lo importante en ese momento era generar ingresos de alguna forma. Producía cuando tenía tiempo. No era prioridad. Luego me vine a Ensenada, Baja California, muy cerca de Tijuana, más al noroeste y seguí con el diseño grafico. Pero de alguna manera, la forma de vida tranquila en esta ciudad me inspiró a trabajar un poco más en el producir cosas. La foto fue siempre lo mío, de hecho antes de entrar a artes en la universidad había estudiado fotografía. La relación que tenía con el diseño de alguna forma me ayudó a trabajar con la foto, sobre todo lo manipulado por computadora. Aunque en mis proyectos está el hacer objetos a partir de fotografías, autorretratos. Objetos tridimensionales, que aun no hago pero que haré este año.

Mi trabajo se basa ahora en lo intimista de género. En la introspección personal, no feminista, más bien algo íntimo y privado y muy personal. Regularmente trabajo con autorretratos, de hecho es lo que últimamente he trabajado. Tiene que ver un poco con mi situación personal, como mujer, profesionista, madre de dos hijos, artista, en fin, varios roles que llevo a cabo en la vida. Igual podría usar modelos para mis fotos, es lo que me dice mi mamá, me dice que si nunca quise usar ninguna camiseta sin mangas, faldas cortas etc. , que por qué ahora me desnudo y lo enseño a todo mundo. Y bueno, le contesto que el arte es un discurso personal, que el arte debe ser un arte propio, íntimo, vaya, que parta de uno mismo. Que el arte puede ser mimético. Puede camouflagear la realidad y mostrarnos otra y ver cosas que están mas allá de lo visual o de lo tangible. Que es una forma de lenguaje. En fin. Cada artista debe tener su propia postura, supongo. Simplemente le contesto que si usara una modelo para mis fotos, las fotografías perderían el sentido que quiero dar, que es real, puesto que yo no soy ninguna modelo. Soy como cualquier otra persona o como una mujer promedio.

Y bueno, ahora, aparte de ser hacer esas cosas que mencioné arriba, doy clases en una universidad de diseño, tengo un estudio de diseño, participo en alguno que otro proyecto cultural, hago exposiciones, y le doy a cronika.com el resto del tiempo que me queda libre. Promoviendo artistas. Que haya circuitos entre otros artistas. Cronika busca la manera de hacer conexiones. Cronika piensa que Internet es un medio infinito para difusión del arte.

Espero no haberme extendido demasiado, si tienes alguna duda sobre lo que recién te escribí, no dudes en escribirme.

Avísame si necesitas más información. Y de nuevo gracias por escribir.

Saludos cordiales,
Carmen García Núñez.