Propósitos de año nuevo

No tengo mayores aspiraciones de momento para año nuevo más que meterme en la cama y acurrucarme con el hombre que me gusta. Viajar con él, enseñarle Ensenada, alimentarlo, contemplarlo, hablarnos en silencio, darnos un encerrón de unos días.  Ese es mi pinche propósito para el siguiente año. Así de sencillo. <3

De ¿Por qué le pegó? y otras preguntas pendejas

Una de las cosas que debemos empezar a modificar para cambiar la forma en la que vemos la violencia doméstica es empezar a dejar de preguntar pendejadas como ¿y por qué le pegó?. 

Hace unos meses, cuando tuve la oportunidad de asistir a una chica que sufrió violencia física, que decidió denunciar a su novio, primero con una patrulla de la colonia, los policías le preguntaron. ¿..Y bueno Señora, por qué le pegó él? 

¿Cómo que por qué le pegó, oficial? ¿Debe haber un motivo acaso para que le peguen a una mujer? Le pegó porque es un cabrón. Un hijo de la chingada. Le contesté al oficial.

Posteriormente cuando fuimos al Ministerio público, la mujer que le tomó la declaración, además de abrumarla con preguntas sin el más mínimo de tacto. Le preguntó la dirección del novio, la mujer no se la sabía, y todavía le dice ¿Cómo no te vas a saber la dirección de tu novio?. En ese momento no pude intervenir yo, pero podía escuchar de nuevo ¿Por qué le pegó señora? 

Y no es la primera vez que escucho esa pregunta tan estúpida. De hecho, la puede preguntar un oficial, un agente de ministerio público, una ama de casa, una profesionista, un gerente de un banco, cualquier persona la pregunta. ¿Por qué? Porque están dentro del entendido de que “debe haber una razón por la que se le pegue a una mujer. Algo hizo ella para que él se enojara, algo debe haberlo ofendido para que el hombre usara su fuerza bruta en contra de una mujer”

En serio, piénsenle poquito.   ¿Acaso hay alguna razón para que alguien me pegue por deporte? ¿Si soy infiel, o no digo lo que quieren escuchar, eso justifica el golpe?

¿Quieres saber por qué le pegaron a una mujer? Empecemos a enfocarnos nuestra vista en los agresores, no en las víctimas.

La soltería y sus cosas…

El otro día hice un recuento de cuántas veces me he enamorado este año y yo creo que fácil van unas 5. Y cuando digo enamorado, es en sentido platónico, porque así como me enamoro me desenamoro, Ja!

Este año he tenido chance de conocer a muchos batos, tanto buenos como malos. Tanto en Tinder como en la calle. Y me he dado cuenta que la línea mexicana ya casi no la manejo. Le comentaba a mi psicólogo que una de las cosas que me di cuenta es que el hombre mexicano no es para mí, pues siento como si yo estuviera en un nivel, y ellos en otro en el que les cuesta trabajo alcanzarme. Ojo, no quiero sonar despectiva, es más bien que culturalmente, me adapto mejor con alguien quien piensa o trabaja como yo, en resolver cosas, hacer las cosas, planear y hacer y desafortunadamente en mi experiencia con los hombres mexicanos hay desde que 1) se siguen comportando como adolescentes 2) cuarentones y viven con su madre 3) su visión de las cosas es limitada 4) No tienen capacidad de planeación y de resolución 5) Muchos issues sin resolver que no les permite avanzar.   Sin poner la infinidad de requisitos que ponen los hombres regios. Que sea soltera, guapa, buenota, y ven con desventaja a una mujer con hijos o divorciada. Si supieran que yo en el fondo soy la que los ve en desventaja y piensa que no están a mi altura. Ja!

Pero en fin, dentro de mi catalogo internacional conocí al Güerito. Fue de mis últimas citas por Tinder, que por cierto, ya cerré mi temporada de este año desde hace unas semanas. Quién sabe si el siguiente año me anime de nuevo. Pero hay un par de personas deseables de Tinder con quienes mantengo bastante contacto.

Guerito es un dulce. Es como un osito de peluche. Yo le digo que se parece a Ben Affleck en rubio. Es abuelo a sus 44 años y nos hemos entendido rebien. Nos hemos visto varias veces, y cada vez que nos vemos es una aventura, mucha risa entre otras cosas.  Y la verdad es que tenía mucho tiempo que no me atraía tanto alguien físicamente a primera vista.

Si es guapo pero no es eso. Es la química latente que se respira en el aire. Es una cuestión meramente física, y para mí es nuevo entender eso. Eso que sienten los hombres cuando les gusta una morra y tienen una erección. Hay veces que por supuesto que tengo lady boner. Antes tenía cierto pudor en admitirlo, pero la verdad es que ahora I embrace it. Por cosas de trabajo viene a la ciudad cada mes y se queda por una semana y siempre que viene nos vemos.

Me ha invitado a ir a su ciudad el siguiente año, vamos a ver qué.

 

 

True Nature of People

Hace un mes que conocí a Chonito. Y el encabezado no es ese.

El encabezado es que por un mes hemos hablado de todo, de nuestros temores, del amor, de la vida, de la amistad, de nuestros planes, de la familia, incluso de proyectos e historias de amor y de terror, de viajes que hemos planeado tener. Pero hasta el día de hoy, después de un mes de hablar diariamente, hemos tenido una conversación acerca del sexo.

No, no hay que confundir el sexting con hablar de sexo.

Fue una charla de sobremesa, como cuando te sacas lo que traes en los bolsillos y lo pones en la mesa.

Entonces me dijo, “Hoy andas medio naughty”. Me dio risa.

Me dijo, entonces durante un mes has pretendido ser buena chica cuando en realidad eres naughty. Por qué te tomó un mes ser tú?. Debes sentirte como si llegaras a tu casa y te quitaras el brassiere. Creo que la otra Carmen era muy nice para mí. 

Y le dije, no, no te confundas, soy buena chica, pero mi verdadera naturaleza es ser naughty.

Y sí, fuck it. Esta es la que soy yo.

Y entonces me dijo, con su voz sexy y profunda Mucho gusto 🙂

 

 

Marchantes

Nunca había ido a una marcha.

Una cosa es apoyarlas desde facebook, otra cosa es estar ahí.

Ayer fue muy simbólico todo.

Desde que llegué había chicas organizándose entre ellas para que cada una hiciera algo. También había hombres involucrados. Muy jóvenes. Todas iban de negro. Hubo quienes fuimos vestidas normal. Hicimos un recorrido amplio por las calles, donde la gente nos tomaba fotos. No estoy segura de si ellos en realidad entendieron el motivo de la marcha. Íbamos en silencio.

Y no faltaron hombres que desde sus carros nos gritaban cosas. Había gente de toda pero de alguna manera podrías encontrar un perfil. Muchachas jóvenes, tal vez estudiantes, que comienzan en el activismo, que entienden el feminismo en su parte teórica y práctica. Pero había quienes solamente estaban ahí porque les arrebataron a una hija, hermana, tía, sobrina.

Había en particular un grupo de mujeres en familia, la madre, las hijas, y tal vez la sobrina. Caminaban tomadas de la mano. Podías ver que no pertenecían al grupo inicial, de feministas emergentes, sino de un estrato social distinto. Quise preguntarle por qué estaban ahí. Conocer su historia. Me dio vergüenza. No soy buena socializando y menos en contextos como ese. Pero la siguiente vez, me comprometo a conocer a mis pares.

Nuestras muertas

#feminicidiosnl #feministasnl

Una foto publicada por Carmen García N. (@carmengarcianunez) el

La gente se pregunta ¿de qué sirven las marchas? o ¿para qué marchamos?. Ayer mientras nos repartían las cruces de todas las chicas víctimas de feminicidio, una chica me dio un montón, busqué el nombre de mi sobrina, y no lo encontraba.
Y lloré porque vi otros nombres, Esperanza, Daniela, Blanca, y otras muchas sin reconocer y agarré otro montón y no lo encontraba.
Y lloré porque vi muchas muchas cruces.
Y lloré porque pensé que se habían olvidado de su nombre.
Y lloré porque temí no encontrarla, y lloré porque quién le lloraba a Esperanza, a Daniela o a Blanca o a las que han muerto sin que reclamen su cuerpo.

Para eso sirven las marchas, para que no se nos olviden nuestras muertas que no debieron morir.

Martin

Mi historia con Martin empezó hace como 15 años.

Hace tiempo, hacía arte junto con un colectivo de arte de la ciudad. Mi trabajo, de alguna forma u otra llegó a una ciudad pequeñita de Rosario, Santa Fe, Argentina, llamado Rafaela. Un amigo de aquí se llevó mi trabajo junto con el de varios. El que ayudaba a esta gestión allá en Argentina era justamente Martin. Me contactó porque le gustó mi trabajo como artista.

Así empezamos una amistad, por internet.

Años después se le dio la oportunidad de venir a Tijuana a dar un taller de performance y nos pudimos ver, y cada vez que viene a México nos vemos. Ha dejado de venir pues se convirtió en padre y ya no viaja tanto.  Martín es como de la familia. Su hermano Bachi, se convirtió en un hermano para mí también. Se quedó a vivir en México durante 4 meses en mi casa. Tomábamos fernet   y bueno, a ambos los quiero mucho. Me han invitado muchas veces a Argentina y Montevideo, y nunca pude ir. Ahora que ya mis hijos están grandes creo que les voy a tomar la palabra.

Martin y yo a veces trabajamos juntos en proyectos web, siempre me pide que le traduzca cartas, textos. Lo admiro mucho. Es un tipo a quien le he aprendido mucho. Tiene una mente práctica, pero bastante profunda. Su esposa Meli, lo adora y lo conoce tan bien. Es como si fuera su traductora, lo ayuda a tocar tierra. Solamente me falta conocer a sus hijos.

Ayer lo vi, y pasamos casi toda la noche hablando de la vida, del amor, de los regios, de la gente, de cosas sencillas, de cosas profundas.

Martín no es el mismo que yo conocí, ha cambiado, se ha moldeado, y no es que sea un mejor hombre, o que antes haya sido malo, no. Siento que se convirtió en un hombre más completo, mas quieto, más pleno. Qué lindo verlo así.

 

La compu superpoderosa de Martin, uno de mis mejores amigos ??

A photo posted by Carmen García N. (@carmengarcianunez) on

La estafeta

Muy poca gente tiene la dirección de este blog, y al parecer me leen más de los que yo quisiera. Pero ya que están expectantes de lo que voy a escribir, quiero decir lo siguiente que será la última vez que toque este tema pues para mi es la contraportada de un libro.

Esto lo escribo porque es para mí una manera de cerrar un círculo, no me quita el sueño, lo que pasó con mi ex, ya es algo de otro lugar y otra época. Fui feliz el tiempo que pude serlo, lo amé y lo amé mucho. Ahora soy feliz, me siento feliz, me siento plena, y siento que puedo aspirar y dar algo mucho más chingón de lo que tuve con mi ex. Algo que no tenía idea que podía tener en la vida. Aún no lo tengo, pero a eso aspiro y aunque me tarde es algo que voy a encontrar. Y es verdad, alimentamos la idea de estar siempre juntos y hasta hace poco, la idea seguía siendo esa. Quién sabe cómo le íbamos a hacer, porque sí hablábamos mucho ambos pero, y debo incluirme en esto, ninguno hacía nada por lograrlo.

La segunda vez que me cortó mi ex, hace unos meses, me dolió mucho, sentía que me habían quitado una parte de adentro. Cómo hacerle para dejar de amar a alguien con quien tienes la idea de que puedes pasar el resto de tu vida?  Fue un golpe muy duro para mí. Pero después de dos meses cuando regresó a decirme que yo era LA MUJER con la que quería estar, le dije que el amor que le tenía ahí estaba, pero que no era suficiente, que hacía falta 4 patas de la mesa, y él nomás tenía una. Que había que chambearle mucho en eso. Dejarse de mamadas, pretextos, excusas.  Pero esta vez, debo decir, todo lo que me dijo, lo creí, pero también así le creí otras veces. Él sabe que conmigo las palabras no tienen efecto, que conmigo los hechos hablan. Lo siento por quien sí las cree.

Qué pienso que va a pasar con esto que escriba? Absolutamente nada, los hombres suelen decirnos lo que las mujeres queremos oír. Hay que tener un talento especial para eso. Y mi ex lo tiene. Si una está enamorada, estas palabras van a ser recordadas hasta al final de la relación para tratar de entender qué pasó, que no fuiste tanto tú la del pedo sino son los hábitos emocionales de tu ex.
Hace varios años, cuando lo conocí antes de ser novios formales, él salía con una mujer con la que tenía intenciones de hacer una vida. Él sabía que para estar conmigo yo debía tener la garantía de que él estaba solo sin arraigo ni velas encendidas. Me contó que la cortó, y que ella no sabía de mí y ahora que lo pienso y hago memoria, tanto a ella como a mí, había una cierta urgencia por cortarnos.

Ella no sabía de mi existencia, pero se enteró de mí por un comentario cariñoso que le hice en FB. Ella explotó. Le reclamó a él, ella sí fue una mujer despechada pues el hombre que le había jurado no sé qué tanto ya estaba apalabrándose a otra. Como pasó conmigo que más al rato explicaré.

El enojo de ella trascendió y me escribió una carta, advirtiéndome de él. Que era un hombre inestable y que me cuidara de él, que la intención de ella era “apoyarme como mujer”, ser solidaria. Yo por supuesto la ignoré e ignoré sus advertencias, me reí de ellas, Mi ex me comentó que ella hablaba desde el despecho, del dolor que implica “ser abandonada por otra”. Yo estaba enamorada, por supuesto que hice caso omiso de todo lo que ella me dijo.  A ella le dije algunos errores que ella había cometido, pues en ese momento ella era casada y al final terminó insultándome y todo se volvió una cosa entre ella y yo, peleando por un hombre. En lugar de enfocarnos en el actuar de él.

Ahora en la distancia, todo esto me resulta muy familiar. Una de las razones por las que me cortó la primera vez fue porque no había deseo, había un desapego entre nosotros. Le preocupaba mi sobrepeso, pero meses después descubrí que había hecho una cuenta falsa para hablarse con un antiguo amor a quien le tiraba la onda al 100% con quien todavía estaba trabado. Eso era cosa aparte de mi sobrepeso o de las broncas que él y yo tuviéramos. Obvio, si quería estar con esa chava, primero tenía que limpiar el terreno. La estuvo trabajando por meses antes de cortarme. Y a la par, él tenía sus velitas encendidas. En nuestra relación, así se mensajeaba con varias, a quienes secretamente les mandaba un piropo, ay licenciada, qué hermosa se ve en esa foto, ay esto, ay otro. Siempre le reclamé, pero esa es su naturaleza que tanto tiempo me costó aceptar. Él pensó que no me daría cuenta, y le reclamé. Y me pidió perdón. Y le creí.

En ese tiempo también me enteré que le tiró la onda a una de mis mejores amigas. Y le quiso tirar la onda a otra. Estaba borracho, se justificó. Pero también lo perdoné.

Pero esta chica no era la única, así tenía su Facebook plagado de velas encendidas y luego su whatsapp. Siempre con una necesidad del cariñito, de admiración, hay licenciado, qué bonito escribe, me encantan sus poemas. Pero él siempre iba y regresaba, me buscaba. Y desde que cortamos así ha sido. Un ir y venir. Y mucho material de terapia incluso hasta hace unas semanas. Que fue cuando le dije, mira, tú estás allá, yo estoy acá. Cuando llegues a Mty hablamos.

El no saber estar solo, siempre con velas encendidas y siempre queriéndose sentir admirado, apreciado, y con una necesidad de atención latente. Siempre pasando de una relación a otra, incluso, no soltar hasta que  tiene medianamente segura a la otra. Me duele admitirlo, sí. Porque fui muy paciente con él, perdoné repetidamente su deslealtad, y al final me di cuenta que estaba con un adolescente, no con un hombre. Cuesta trabajo entenderlo porque ya le invertiste mucho, y quieres que funcione. Pero ahora, debo decir, que le agradezco. Tal vez lo mejor que haya hecho por la relación es que me haya cortado.
Viene al caso todo esto, porque cuando escribí mi post Ella, pensé en esta ex de él. Ella me pasó una estafeta herida. Yo no. Y no hablo desde el despecho, ni tengo la percepción de que “me abandonaron por otra”. De hecho, a decir verdad, siento que este barco lo abandoné no sé desde cuándo, porque me cansé. Pero he visto, y tengo experiencia en el engaño y el abuso. Es algo que tengo cerca diariamente. Y no, no somos culpables de amar ciegamente, yo no te echaría la culpa.  Por qué tendría que hacerlo si eres sólo una chica, vulnerable, enamorada, y que cree en las palabras del hombre al que quieres. Seguramente son bien intencionadas. Tú no tienes la culpa, y entiendo que no tengas las herramientas para comprender lo que digo. Aquí es él quien ha sido un cabrón. Tal vez sin pensarlo, pero sí, si lo vemos detenidamente, ha sido un cabrón.

Y de eso se trata este post.

Si tú fueras mi amiga, como creo que fuiste una vez, y me contaras que estás enamorada de un hombre casi 20 años mayor que tú, al que realmente amas, y con quien quieres estar. Estos serían mis consejos para ti.

Y como sé que ambos me van a leer. Aquí les van mis recomendaciones:

  1. Ex, sabes que es verdad todo lo que aquí escribo y no trates de justificarte, cuando quieras te lo digo en tu cara y enfrente de tu novia. Sé hombre por una vez en tu vida y admite las cosas. No quieras poner excusas, no quieras echarme la pelota a mí. Acéptalo como es tal cual.
  2. Si va en serio lo de ustedes, háganlo público. Que se vea, que se note. Quizá mucha gente ya sabe, pero mi recomendación es que lo hagan público en FB. Para que así te de tu lugar como su novia. No tienes idea de cuántas velitas encendidas tiene en FB y en WhatsApp. Lo conozco tan pero tan bien. Y este sería un buen inicio para limpiar y empezar desde cero. Tal vez, les de vergüenza al principio por la diferencia de edades, pero si va en serio, callen a la gente siendo honestos y transparentes.
  3. Chica, necesitas ir a terapia. Eso te lo decía yo desde que te conocí. Si él tiene alguna intención buena, que te apoye económicamente $$ para que puedas ir y reconstruirte. Así es como se va construyendo el amor. Y tú vas a crecer como ser humano, como persona, como mujer, como pareja.
  4. No te quedes con las palabras de él, quédate con sus hechos. Es muy fácil dejarse convencer porque él se pinta solo para decir cosas bonitas. Yo creo que ya lo debes saber. Es muy bonito soñar, pero quédate con un pie en la tierra para que no te rompan el corazón.
  5. A mí ex le recomiendo que sea un adulto. Que ya crezca. Ya son muchos años haciendo los mismos patrones de conducta. No es posible que en 7 años sigas teniendo las mismas debilidades y los mismos hábitos emocionales de siempre.
  6. Chica, Cuida tu corazón. Protégelo, no le des la llave a nadie, solo ten una llave y que esa solamente sea tuya. Tienes la capacidad para dejar entrar a la gente, pero también desarróllala para dejarla ir.
  7. Y contrario de lo que ambos puedan pensar, no tengo nada en contra de ninguno de ustedes, les deseo lo mejor y espero que sepan construir una relación de amor en la que ambos sean felices. Eso es a lo que todos venimos a esta vida. A vivir plenamente, si esto es lo que ustedes quieren, háganlo bien.

Como les digo, ya esto es un tema cerrado para mí. No me interesa seguir en la diatriba epistolar. Algo que quiero mencionar, para no quedarme con esto, es que no todo es culpa de él, también ha sido mi culpa, también cometí errores y sí, fue una cosa de dos. Hubo tambien muchas cosas bonitas y no por nada lo amé mucho. Aprendí mucho también de él, y en el fondo también es un hombre valioso, pero también con muchas cosas por arreglar.  Yo he sabido superar mis errores, para mi próxima pareja. La pregunta es si él está listo para no cometer los mismos errores y malos hábitos emocionales para contigo?

En fin, esa ya no es cosa mía.

Les deseo mucha suerte en todo.

 

 

 

Andar Conmigo

Se siente bien descubrirse en otro. Hacer cosas que nunca habías hecho, o que dejaste de hacer hace mucho. El otro día Chonito me pidió que le cantara una canción. Así estuvo varios días pidiendomela hasta que después de buscar una que me llenara se la canté. Muy sencilla. Andar conmigo, de Julieta Venegas.

Nunca le había cantado nada a nadie, y con él me dieron ganas. Me dio una verguenza terrible, pues no estoy acostumbrada. Cuando se la envié, tardó tiempo en llegarle y me marcó para decirme que escuchara un mensaje que me había dejado por whatsap. Me dijo “Sabía que había conocido una buena mujer de Mty en Puerto Vallarta pero no sabía que había conocido a un ángel, tienes una voz hermosa, muchas gracias, me tocaste el corazón, gracias”.

Él, entre otras cosas, es músico. Se sintió bonito lo que dijo, yo creo que si hubiera estado fea igual nomas dice gracias, pero la forma en la que lo dijo, fue muy genuina. Me dijo que había estado escuchandola todo el día, y que si le podía mandar otra.

Pero no fue lo que dijo lo que más me gustó. Lo que más me gustó fue el ejercicio. Darle un regalo, un regalo que yo nunca había dado.

 

Ella

Cuando vivía en mi otra ciudad, empecé a tratar a una chica a quien yo veía como mi pequeña hija. De hecho mi entonces pareja y yo la acogimos como tal, la invitabamos a reuniones de familia, etc. Iba mucho a la casa. Siempre la vi como una chava a quien le hacía mucha falta amor. Me contó muchas cosas acerca de su vida, se abrió conmigo, me contó que en su casa había habido abuso por parte de un tío, y que se lo contó a sus padres y sus padres la ignoraron por completo y nunca la protegieron. Sí tiene una historia triste.

Algo desorientada, se abrió camino por sí sola, se pagaba la escuela, incluso ayudaba en su casa económicamente, y sus papás se ponían exigentes con ella pues tiene un hermano enfermo que necesita más atención pues sufre de ataques epilépticos. Le recomendé que fuera al psicólogo, también me contó que tenía un novio mínimo unos 30 años mayor que ella. Comprendí que tenía daddy issues y que solamente estaba buscando que alguien le diera mucho amor, que la acogiera. La veía tan vulnerable. La última vez que conviví con ella fue en una cena de navidad.

Hoy que pienso en ella, pienso en lo joven que es y en lo fácil que es dejarse deslumbrar. Admito que tal vez yo también fui ella alguna vez. Me dejé deslumbrar por alguien con muchos problemas, inestable, que no me quería, pero a quien yo quería y me aferré. Pensé en que lo más valioso que yo tenía era dar sexo. Yo lo amo, y qué pensaba. Pensé en que si alguien le extiende una palabra de cariño o cuidado, ella lo toma, o lo da. Es una buena persona, de hecho, es bastante apreciada, es cálida, es rara, pero quién no es raro en esta vida. Y si soy algo crítica, la percepción general es esa, una chava desorientada que pide a gritos mucho amor.

Hace unas semanas me enteré que anda con un hombre casi 20 años mayor que ella, un hombre al que conozco bien. Sí, siguen los daddy issues. Un hombre inestable, pues hace unos meses le declaraba y perjuraba amor a otra persona y con intenciones de cambiarse de ciudad y de quién sabe qué tantas cosas. Me enteré también que este hombre, la conoce bien, que incluso la vio como una hija en algún momento, (o quién sabe, ahora que lo pienso) le sabe todas sus tragedias, sabe lo vulnerable que ha estado en su vida, y en lugar de ayudarla, y de ser un hombre de verdad, mejor la convirtió en su novia, amante, o lo que sea. Pensé en lo jodido que nos hace actuar la soledad. En lo egoistas que podemos ser por momentos de placer. Tal vez esto que tengan ellos sea algo genuino, sea amor, sea cachondería, claro, a todos nos falta eso. Yo en el fondo pienso que es abuso disfrazado. Es anteponer las necesidades propias por las del otro. Pero eso no es compromiso, eso es tener algo por mientras. Pienso que si yo fuera hombre, y tengo una amistad con una joven de 25 años a quien le tengo cierto aprecio, claro, me admira, me dice cosas bonitas, me trata super bien, como quizá no me han tratado en mucho tiempo, me hace sentir bien en este momento de soledad, pero sé que esa joven ha sufrido, y que necesita ayuda, pienso en qué clase de hombre soy, al aprovecharme de su vulnerabilidad. Yo como hombre pensaría en que quiero estar con una mujer, no con una niña que apenas se abre camino por la vida, que le falta mucho por vivir. Claro, estar con una mujer me costaría mucho más trabajo, tendría que perrearle mas. Pero ella siendo mi amiga, porque alguna vez lo fue, la dejaría que sanara, que se reconstruyera. No la usaría. Pero bueno, evidentemente no todos piensan como yo. Y no hay por qué juzgarlos tampoco. Cada quien está donde quiere estar y con quiere estar.

Ella no es una niña, ella tiene más de 25 años, y él está en plena crisis de la edad. Ojalá salga algo bueno de eso, no soy quién para juzgar. Lo que me hace pensar, es en qué afortunada fue esta mujer a quien él le juró amor. Y estoy segura que tanto ella como yo pensamos lo mismo. Lo que queremos son hombres, no adolescentes de 40 años.

 

 

 

Algo está cambiando en mí

Hoy tuve un sueño super dificil. Me mantuvo inquieta, de hecho me despertó. Sentía mucha ansiedad porque en el sueño, un ex que tuve estaba viviendo conmigo y todavía me decía qué hacer. Siempre se fijaba en lo que yo hacía mal para en algún momento reclamarmelo. Me sentía super mal, porque en el sueño yo me decía a mí misma, no mames, 10 años o más que a este cabrón ya lo había sacado de mi vida,  qué está haciendo aquí. Y fue como haberme regresado 10 años de logros interiores.

También pensé en mi ex, con quien estuve 7 años. Pensé en que lo amé mucho, que fui muy feliz, que de cierta forma el también me ayudó a construirme, y me gustaría que fuera feliz, aunque no sea conmigo.  Que fuera feliz como él quiera serlo. Es la primer vez que digo esto desde un asiento apacible, pacífico, sin dolor, sin la nostalgia y en la paz que da dejar ir a alguien. Siento que ya es tiempo porque tengo muchas ganas de amar a alguien más. No desde la soledad, ni desde la prisa, sino a alguien que camine conmigo, que me enseñe, de crecer al lado de alguien, de tener juntos sueños y planes, que me deje amarlo como yo amo y que se deje amar por mí, que me complemente y en silencio saber que estamos juntos. Quiero eso, no sé si lo he tenido alguna vez, no sé si desapareció en medio de la rutina diaria, pero es algo que deseo en mi vida.

Quién soy yo para juzgar la forma en la que él quiere ser amado. Estoy de acuerdo con que una relación debe ser de amor, en la que se debe sentir el amor, claro que sí, es lo justo. Tal vez esta soy yo diciendo que yo ya no puedo ser esa persona. Tal vez esta soy yo intentando ser feliz por sí misma. Estoy contenta con quien soy. He cambiado mucho este año. Me he descubierto a mí misma, me he dado cuenta que quiero otras cosas, no las mismas que antes. Tal vez soy yo la que se cansó de amar así y ya quiere intentarlo de otra forma, de una forma nueva, mejorada, más madura, más calmada. Más consciente.

Tal vez esta soy yo queriendo dar amor pero a un nuevo amor. No sé a quién todavía, pero quiero que sea algo que se cocine lento, con madurez, con sensatez, pasos lentos pero seguros. Ya no tengo nada que perder.

Algo que me ha gustado de Chonito es que me entiende, él es de muy pocas palabras. Después de que le conté el sueño me dijo
“Las puertas se están abriendo dentro de tí, esto es parte del ejercicio, no sólo encontrar espacios para alguien más dentro de tí sino encontrar espacio para tí también”.

Y sí, justamente es eso. No lo había visto así. Estoy abriendo puertas dentro de mí que me hacen descubrir quién soy ahora.

 

Algo esta cambiando en mí.

Bomba Stereo.

 

Algo está cambiando en mi, presiento
Algo está cambiando en ti, Lo siento
Me voy a buscar una luz pa iluminar, todos estos momentos
Dejando todo lo que tenga que dejar y seguir creciendo

Soy lo que soy lo que tengo que ser
Voy a donde voy sin tener que perder
Soy lo que soy lo que tengo que ser
Voy a donde voy sin tener que perder

Me estoy liberando del tiempo soledad y es un sentimiento
y es un sentimiento
y es un sentimiento
Estoy caminando conciencia libertad, camino despierto camino despierto

Algo está cambiando en mi, puedo verlo
Algo está cambiando en ti, algo bueno
Me voy a buscar un sonido pa cantar
Todo este silencio
Cambiando todo lo que tenga que cambiar
Y seguir creciendo

Me estoy liberando del tiempo soledad y es un sentimiento
y es un sentimiento
Estoy caminando conciencia libertad, camino despierto
camino despierto

Soy lo que soy lo que tengo que ser
Voy a donde voy sin tener que perder
Soy lo que soy lo que tengo que ser
Voy a donde voy sin tener que perder

Me estoy liberando del tiempo soledad y es un sentimiento
y es un sentimiento
Estoy caminando consciencia libertad, camino despierto
camino despierto

Vallarta

#nofilter #sunset #puertovallarta

A photo posted by Carmen García N. (@carmengarcianunez) on

Salí de viaje con mis hermanas. Un viaje relámpago a Puerto Vallarta. Tenía pocas expectativas pues íbamos con un grupo de amigos que eran amigos desconocidos para mí.

Pero, bendito Tinder, Ja.

Y así fue como conocí a Chonito. Un hombre renacentista. Si no hubiera sido por él, mi viaje habría sido muy distinto. Ojos gigantes, profundos color miel. Ha sido la mejor cita que he tenido en mucho tiempo. Inesperada, rara, chistosa y torpe, pero muy bella.

Nos quedamos de ver en un bar en donde él estaba con su hermana y su cuñado, yo tenía toda la mañana caminando y llegué toda sudada y mi pelo rebelde. Ni pedo, pensé. Nos sentamos a platicar ahí cualquier cosa, de rato llegaron mis hermanas y lo conocieron pero luego se fueron. Nos quedamos ahí charlando, su hermana y su cuñada se fueron y nosotros ahí seguimos, hasta que nos fuimos a caminar al malecón.

Yo que soy callada, y bastante reservada me sorprendí verme a mí misma, contándole cosas a un viejo amigo. Por que sí, parecía que nos conocíamos de antes. Le dije que fueramos a la iglesia pues quería ver los interiores. Él ya tenía días en PV y era su tercera vez que iba. así que ya sabía que pedo, él, me estaba guiando a mí.

Nos aventamos la caminata, en PV no haces mas que caminar, hay muchas cosas que ver. LLegamos a la iglesia y le dije, vamos a sentarnos haciendo una señal hacia la banca. Y el muy cabrón me dijo, señalando los asientos de los novios, me dijo, No, pérate, vamos a conocernos primero. jaja. Muy buena broma para romper el hielo. Me reí como 5 minutos, creo que eso fue algo que nos conectó. El humor.

De ahí nos fuimos a otra iglesia un poco más moderna y luego llegamos al parque frente al museo naval. Ahí estaban montando altares de muertos y nos sentamos en una plaza. A un pajaro se le ocurre hacer popó y me cae en un brazo. Perfect timing. Nos reímos claro, y me acompañó a que me lavara.

No sé, yo creo que pasamos como unas 4 horas hablando, caminando, riendonos, viendo la ciudad, bromeando y conociendonos y sin parar de hablar. Me dijo que tenia que ir al hotel pero que si podia verme mas tarde, le dije que si. Y nos vimos un rato despues, hicimos lo mismo, caminamos, nos reimos durante otro tanto de horas, luego me dejo en el hotel. Nos vimos varias veces, y el último día al dejarme en el hotel, me dijo, ah mira, tu hermana está ahí, va a pensar que nos casamos. Y yo le dije sshhhh callate, no digas eso, porque luego va a saltar de alegría diciendome Al fin! ya te la vas a llevar!. Mi hermana y sus amigos lo recibieron con una canción que se inventaron ahí mismo “Amor de verano”, pinche verguenza. Pero él, les siguió la corriente como si nada, se rio y haciendo bromas muy familiares y portándose amable y como si nos conocieramos de hace mucho. Me cae que derritió también a los amigos de mi hermana jaja.

En fin, fueron buenos dias y noches. Un hombre consistente en sus palabras y en sus actos. Sin prisas, abierto, sensible, paciente, de quien quiza pueda aprender mucho. Y pues eso y ya.

No dijimos cuando nos volveremos a ver. Las invitaciones estan abiertas. Las ganas estan ahi. Estas experiencias enriquecen mi vida.

La come hombres

Hace poco me contó un buen amigo, que su ex, quien fue muy amiga mía durante muchos años, me tiene en un concepto de “Come hombres”.
Al pobre de mi amigo le tocó la advertencia como si fuera él un menor de edad, o como si ella tuviera que andarle cuidándole todavía los o las amigas con quien él se junta.
Me quedé pensando en el concepto. Es curioso también que ella se atreva a juzgar a otra persona dado que ella le puso el cuerno a mi amigo con un morro 10 años menor que ella.

Si yo soy comehombres, ella qué es? come niños? pero bueno, para qué sirve saber esto? Para nada.

Sin embargo, le contesté, uy, ojalá fuera tan afortunada jaja. Pero no tengo tanta suerte :(, además soy soltera y creo que puedo comer lo que yo quiera, a ella qué le importa.
Entonces la reflexión de esto es que, ademas de ir implícita una cuestión de género, convendría saber si tenemos cara para juzgar a otros, y si vamos a juzgar a otros, con el objetivo de qué o para qué? eso limpiará o borrará lo culero que hemos sido con otros en esto llamado vida? Eso nos hará mejores personas? Eso nos pondrá en una mejor posición que quien es juzgado?
Por eso, si no tenemos nada bueno qué decir, mejor no digamos nada.

Los caminos de la vida

Qué placer tan extraño es hacer cosas que no has hecho nunca. No tener certezas de nada, de haberte borrado el cassete a propósito y ver con ojos nuevos la vida. Decir sí, cuando antes decías que no. Decir no cuando antes decías que sí.
Yo sigo pensando que es la crisis de la edad. Pero también son las circunstancias.
Ahora un mundo incierto, bonito, nuevo, desconocido, distinto, me espera, estoy aprendiendo y me dejo enseñar.
Yo no sé si me iré de topes o me arrepentiré después, pero a estas alturas no me importa.
Ya hace mucho que me dejaron de importar muchas cosas.

Insights

#night #nightlights

A photo posted by Carmen García N. (@carmengarcianunez) on

Me pregunto si los estudiosos de la ciencia, cuando ya tienen un método comprobado, dicen, fuck it, let´s do something else. Let´s defy all we know, let´s forget all we have learn. Let´s do something different. Just for fun. 

Durante años había yo tenido algún método,” esto mas esto, es igual a esto”, “si hago esto, pasará esto”. así que esa era mi filosofía en la vida, lo más práctica posible.

A mis casi 40 años, me quedé con algunas cosas, desaprendí otras, tiré otras a la basura y me quedo con el equipaje ligero. Protege tu corazón, ya escucho a mi psicólogo. Nunca le pregunté si eso implicaba no arriesgarse.

La vida es tan corta, para dejar de sentir esas bocanadas de aire fresco que nos trae la brisa. Cómo poder negarse a algo tan bello y quizá tan efímero. A mis casi 40 años, me siento como adolescente, con la cabeza en las nubes, riéndome de todo y de nada.

A mis casi 40 años, me resisto a dejar de sentir cosas.

“La vida fue hecha para vivir en gozo eterno, libertad infinita, y amor incondicional, cualquier cosa menos que esto, se pierde totalmente el punto de haber nacido humano”

1 2 3 13