Quisiera explicarte el feminicidio con peras y manzanas, bolitas y palitos, con nombres y apellidos

Hace tiempo un buen amigo me hizo estas preguntas acerca del feminicidio, y me parecieron muy válidas. Quiero pensar que las formula desde la ignorancia, la desinformación y entre más hombres, (sí, más hombres, tomen conciencia de esto pues cualquier macho puede ser potencialmente un feminicida) tomen conciencia de esto, se puede ir creando una cultura distinta. No creo que de algo sirva decirles “Es que si fuera tu hermana, tu hija, tu mamá, entonces lo entenderías”. Creo que la empatía no debería tener que ver con lazos familiares o consanguinidad. Creo que hay buenos hombres, hombres inteligentes, sanos, que pueden hacer mucho más que ser empáticos. Y también se trata de que seamos aliados, no enemigos.
Estos son sus comentarios/preguntas.
  1. No creo que nadie mate a una mujer sólo porque tiene un gusto especial por matar mujeres
  2. El caso es que a mí me desespera un poco que se quiera ver como algo de género nada más y no como simple violencia que no se debe de aceptar en ningún caso
  3. Feminicidio, o sea, es más o menos que un homicidio? por qué es diferente?
  4. Habría que llamarle homicidio sólo al cometido contra un hombre?
  5. Yo creo que es igual de grave matar un hombre que una mujer
  6. Pasa igual con algunas mujeres que abusan a veces más por el hecho que es peor si un hombre dice que lo maltratan. Son menos casos por que se habla menos, igual que las violaciones a batos. si las mujeres no hablan, los batos menos.
Me pareciera que estas preguntas son preguntas comunes. Se trata de que en vez de juzgar, estemos abiertos a otras posturas, a otros pensamientos, creo yo que es la única forma de cambiar las cosas. Cambiarnos el chip, o colaborar a cambiar el chip con el otro. Y como la gente que me conoce sabe que estoy abierta al diálogo inteligente, sin prejuicios por eso escribo todo esto porque me gustaría que más y más personas entendieran lo que significa el feminicidio y todo lo que implica. No tengo todas las verdades, ni todas las respuestas, como ya he dicho antes, soy una feminista en construcción. Cualquier aportación es bienvenida.
Hay varios tipos de feminicidios, mismos que pondré aquí algunos de ellos y que son los más comunes. Si alguien no sabe de alguno, comente y lo hablamos. Pero en el que me quiero enfocar es en el feminicidio íntimo.
· Íntimo (en este caso entra el caso de Sergio como feminicida)
· No íntimo
· Infantil
· Familiar
· Conexión
· Por prostitución
· Por trata
· Por tráfico
· Transfóbico
· Lesbofóbico
· Racista
Es más, a la hora de escribir aquí “feminicidio” el auto corrector del navegador me sugiere cambiar la palabra por “femenino” o “feminidad”. Eso habla de que no lo tenemos asimilado aún. En nuestro lenguaje común, hablamos de asesinatos. Nos expresamos con cosas como “A fulanita la mataron, le dispararon, la degollaron”.
Pues déjenme decirles que a fulanita, seguramente la mató el novio, el amante, el esposo, el amigo, el exnovio, el exmarido, a veces hasta el compañero de escuela o de trabajo. Son hombres que tienen nombre y apellido. En algunos casos puede ser que se les haya matado en algún accidente, o en algún asalto, y eso no tiene nada que ver con la violencia de género. Pero cuando la víctima ya conoce a su feminicida es otro asunto muy distinto.
Ese feminicida fue alguien a quien ella conoció, amistó, se ganó su confianza, quizá amó, acogió, tal vez le dio hijos, tal vez le dio su cuerpo, tal vez le dio mucho amor. Entonces a fulanita no la mataron aleatoriamente por arte de magia. Y para citar un ejemplo, pongamos nombres.
Sergio mató a Alexis. Él es un feminicida. La mató por que la quiso matar. Alexis no hizo nada para que la matara. Ninguna de las mujeres que son asesinadas por sus hombres hacen algo para que las maten. Son ellos que se convierten en feminicidas porque ya no tienen poder sobre ellas. Han escalado su propia violencia hacia ellas, la van acumulando, que el matarlas, anularlas es la cereza del pastel. Es decir, ya hay un antecedente de violencia, en el ámbito familiar, laboral o escolar y quizá haya algún tipo de relación sentimental, afectiva o de confianza entre la víctima y el feminicida.
Un feminicida no comete el acto en el último momento, sino más bien va acumulando violencia a lo largo de su relación. Por eso es diferente al homicidio. La violencia de género que se ejerce dentro de este círculo es fundamental en estos crímenes. Sí, hay mujeres que también matan a sus parejas, pero en ninguna manera se compara la cantidad de feminicidios contra asesinatos a parejas masculinas. Aunque el feminicidio es gestado en la violencia intrafamiliar y en el ámbito doméstico se ha convertido en un problema social que va en aumento. En Nuevo León se declaró ya una alerta de género, sí, así de cabrón está. A las mujeres se les está matando, no sólo por el narcotráfico, o la violencia, sino las están matando sus parejas o exparejas.
Para que se entienda mejor, no es como que la muchacha iba pasando por la calle y zas, le dio un disparo. No.
A estas mujeres el asesino las conocía, quizá vivían en el mismo domicilio, quizá ya no, quizá ya se habían separado, quizá aún no. En algún momento, el asesino las amó y en una de esas ellas hasta fueron felices con su asesino. Y en algún momento estos hombres machistas, porque sí, son hombres machistas que quieren un total control sobre sus compañeras sienten la necesidad de acabar con sus vidas, sólo porque creen que pueden hacerlo. ¿Muy enfermo verdad? Pues sí. Los feminicidas sí existen. No son un invento feminista, no es un capricho “feminazi”. Por eso debe medirse con otra vara distinta al homicidio. La pérdida humana es la misma, pero los motivos, el motor, el acto son distintos y le da otro significado que tiene que ver con el género. Sé que para muchos hombres es difícil entender esto, porque sí, a los hombres no se les mata por el género. Si van por un callejón en la calle, ellos solos, piensan que es posible que se les asalte, pero no tienen miedo de que se les viole. Las mujeres sentimos ese miedo todo el tiempo. ¿Ven la diferencia?
Creo que el feminicidio debe tener más visibilidad porque muchos de los homicidios que se cometen contra las mujeres no son investigados como feminicidios cuando sí podría tratarse de tal y en estos casos se deben analizar con perspectiva de género. Si se da más visibilidad, se admite y se asimila mejor el problema. Pero hay veces que siento que mucha gente, sobretodo hombres, no quieren ver la diferencia. Piensan que todo esto es un arguende feminazi, un capricho de viejas argüenderas mal cogidas. Y corazón que no ve, corazón que no siente y así el corazón no entiende.
Espero haber contestado las preguntas de mi amigo, y no solamente eso, ojalá que se vaya creando una empatía, una conversación. Vaya no es por joder pues. El feminicidio existe. Los crímenes a causa de violencia de género existen y se llaman feminicidios. Así como Sergio mató a Alexis, así Oscar mató a Alejandra, así Rubén mató a Magda entre algunos nombres. Todos parejas y exparejas de las víctimas. No es lo mismo que te maten en la calle, por una bala perdida a que la pareja con la que duermes te apuñale 14 veces. Eso es el feminicidio. Y no es por alarmar, pero en algunos hogares, quizá tu vecino en unos meses más matará a tu vecina, no importa en qué colonia vivas, no importa qué tan felices se vean juntos. Esto es real.
Ahora, la pregunta que yo hago, y que me gustaría que quedara a reflexión es: qué estamos haciendo, yo papá, yo mamá, nosotros como sociedad, para estar criando feminicidas en potencia.
Me interesa entablar un diálogo, si tienes algo que comentar, bienvenid@.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *